Paratravesía de la Cordillera Blanca al templo de Chavin

grafik_chavin grafik_space

 

 

 

Al este y al oeste de la Cordillera Blanca un viejo camino de Inka conduzca hacia arriba en el valle del río Santa y del río Mosna. Ambos caminos fueron conectados mucho tiempo antes del imperio Inca por un paso de Olleros a Chavin.

 

 

Asoleado y verde comienza el camino en Olleros en el valle del Río Santa a 3450 m, siguiendo el Río Negro.

 

Más alto el Río Negr­o se retitula Quebrada Uquián, (quetch.: Río gris-marron). Ningunos peces en su agua clara. El viaje entero yo llevé mi equipo de pesca conmigo en vano. Aquí una ramificación del valle. Mi ruta al paso conduce a través del valle izquierdo mientras mi compañero temporal y su burro continuan a la derecha a su choza de ichu.

 

Primer campo de la noche. Las nubes anuncian ya una tormenta fría de granizo. Es el fin de septiembre, el tiempo de lluvia ya está acercandose.

Aproaches los pequeños de un muchacho y me piden Un chico viene y pide seriamente crema dental. Estoy sorprendido pero él dice que tiene un dolor de diente. Le doy mitad de mi pequeño tubo, la única vez que rindo a un mendigo niño. Él vuelve muy alegremente a su choza de ichu abajo.

 

En el camino por el paso la siguiente mañana encuentro Zacharias y su manada de llamas. Él los conduce hacia arriba de Olleros dos veces por la semana a pastar al lado del paso. Él va a volver hacia abajo pronto, porque las llamas inteligentes ya conocen el camino, y todo que tengo que hacer es seguirlas.

 

El paso Yanashallash (yana = negro, shalla = hojas). Directamente al paso a 4700 m un buen area para despegar y un viento de frente agradable. El paso es pre-Inca, porque es estimado, que ha sido en uso ya para tres mil años ya.

 

...y de verdad: se vuela camino de Inca aquí...

 

Mirada detrás después del primer vuelo, 500 m más abajo.

 

Durante la búsqueda para un segundo lanzamiento: la aldea Lanchan. Muchos niños que piden por dulces, yo intento de hablar con ellos pero con sin alguna respuesta. Pronto descubro que ese "dame un caramelo" son las únicas palabras españolas que saben. Están muy sorprendido cuando les saludo en quetchua, y comienzan a susurrar entre ellos.

 

Borracho pero sin embargo muy amistoso: Unos bailadores adornados con máscaras y coronas, acompañado por el tambor grande y la quena, una flauta recta brillante de madera. No se reclinan hasta que yo bailo con ellos por la mitad de una hora. En el fondo a la derecha, el Nevado Huantsan (6395 m).

 

Panorama del valle del Río Mosna

Finalmente una segunda área de despegue, aunque tengo que trabajar afanosamente una otra hora con mis sierras hasta que el área está limpiado de todos los arbustos espinosos. Abajo a 3150 m el templo de Chavin (1000 - 200 v. Chr.). Despegue a las nueve con los primeros termicas. Ya por la tarde temprana el viento sopla hacia abajo del lado frío del este de la Cordillera Blanca. La pieza más interesante del templo no se puede ver de arriba: El laberinto en su interior subterráneo con un viejo stele (columna grande de piedra) en el centro.

Aterrizaje en la plaza en frente del templo.

 

La cabeza clava, símbolo del Perú anciano.

grafik_moche grafik_space

 

 

----------------------------- Con parapente a través de los caminos del Inca -----------------------------